Claudia y su piano.

Tiene magia en sus dedos, sus yemas lo acarician con tal sutileza que por agradecimiento ellas exclaman melodías ancestrales que engalanan el lugar. Una mezcla exquisita de amalgamas en el aire hacen trascender su esencia

El toc toc de sus latidos va en unísono con sus teclas y empieza el encanto melódico que entre los átomos se mezcla con dulzura sutil. Hasta los demonios cantan al escuchar su hermosa melodía y las sirenas del mar la envidian. Es tanta la vehemencia que su hechizo lanza cuando sus dedos y sus teclas se mezclan entre el ardor de su tocada.

Va la niña y se cobija entre la esperanza de su música y regresa la musa echa mujer después de ser ella quien se funde con su calma.

Así como el perfume de las rosas rojas que son ingrediente principal para un perfume, su melodía que al compás del sonido de su alma se desvanece con el viento y llegan para darte calma. Los dolores se van de fuga y la dulzura de su tonada llega con su hermosa alabanza para transportarnos a los simples mortales al Olimpo y gozamos de su tan frágil y acendrada tonada.

Ella lo besa con sus dedos tibios, le acaricia sutilmente cada mañana y el en cambio de su amor y total fragilidad evoca las más dulces alabanzas que se mezclan con el alba.

Envuelta en magia y velos de esperanza su alma vuela al cielo y se hace inmortal, son uno en su canto y caminan por el sendero sin miedo. Ella se acurruca bajo sus alas y él le lanza miradas majestuosas para que lo abrace.

No sé si hay miedos, no sé si tiene luchas internas, tampoco si su corazón alberga penas enteras o amores incompletos, solos e qué cuando ella se posa sobre el, ella se siente en el cielo y para el ella es la

Musa que se encarga de acariciarlo en las noches. Ambos son uno, no necesitan más para transformarse en magia.

Nada más la apasiona que tocarlo y sentirse volar, sentirlo entre sus dedos con el más suave suspirar, es el extasís que la hace vibrar y por un minuto la hace sentir inmortal. Que belleza magnífica la que el Cosmo hace cuando ella lo abraza y su amor es un arte. Ella lo siente en cada átomo de su ser y los Lira con ojos brillantes. Es ella y su piano, el siempre será su fiel amante…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s