Queda destruida mi capacidad de amar.

Adiós amor!

El prefacio de este cuento, es que es tan miserable el amor, tan ególatra y veces un mal necesario. Más ruin y devastada queda mi destruida capacidad de querer a algún mortal. Más perverso el deseo de venganza hirviendo en mi sangre, vengarme de este corazón impostor, de este corazón abatido por silencios y golpeado por el grito abrumador del olvido.

No sirvo, para esto que los humanos llaman “amor” amor a medias, amores desechables, amores cobardes, amores verdugos llenos de traición y avaricia.

Me explota el alma y la cabeza no piensa en esta hora, mis impulsos recorren este cuerpo lleno de anestesia para amar.

Me inyecto de olvido en las venas y acurruco mi cabeza dentro de la enorme almohada donde alguna vez tu cabello se poso y que por algún sortilegio cruel se burla hoy de mi dejando al descubierto tu perfume de Channel, ese que alguna vez disfrute. Maldito, mil veces malditos, aquellos libros que alguna vez te leí, aquellas líneas que alguna vez te escribí y hoy se burlan de mi desgracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s