Mi fantasma. 

De un tiempo acá me he sentido tan perdida, como si mis pensamientos me envolvieran en una gris niebla de melancolía. 

Quería tener valor para deshacerme del fantasma que dejaste aquí, pero querer no es suficiente. 

Algunas veces creo que estoy en un trance, que aspire el perfume provocador de una flor que me hace alucinar sin querer y me mantiene en este estado famélico de decadencia, donde mi alma está fuera de mi cuerpo. Donde mi cabeza vaga por lugares donde no puedo estar ahora.

Donde el sol no sale en las mañanas y las luna está de vacaciones en otra galaxia. 

En la caótica paz que llevó conmigo a veces tu recuerdo perturba mis sentidos y sacude con fuerza este corazón errante. A veces ni siquiera sé que es lo que extraño, puede que me extrañe a mi, porque cuando te fuiste, yo ahí también me perdí. 

No es racional del todo está locura avasalladora de necesitarte con los labios intactos y el alma rota. 
Es que quiero un suspiro efímero de tu amor inalcanzable y fantasma que hace transportarme al ayer, donde tus ojos alumbraban un poquito mi alma. 

Corazón doliente y sin fuerzas para latir, corazón oscuro de melancolía, vas andando entre la luna de plata y la estrella dorada, buscando el hechizo ideal que haga los sueños realidad. 

Más no paro de adorarte a cada instante que mi alma exhala un suspiro de melancolía y añoranza. Porque me das la calma si besas otra vez mi alma, aunque solo sea en sueños, mi fantasma. 

2 respuestas a “Mi fantasma. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s